LAS PROBLEMÁTICAS DEL LAGO

El Lago Ypacaraí constituye un importante recurso natural, turístico, cultural y recreacional del Paraguay por ser reconocido como territorio rico en ambientes lacustres y humedales de gran valor ecológico.
En el territorio de la cuenca vertiente (Cuenca del Lago Ypacaraí) existen áreas con gran desarrollo urbanístico, áreas de intervención humana para la producción agrícola y ganadera y áreas industriales.

Factores tales como el crecimiento de la población y el desarrollo económico tienen un importante impacto sobre los recursos hídricos, la degradación de los recursos de agua dulce y de los ecosistemas acuáticos. Estos problemas se tornan cada vez más graves que deben ser controlados y combatidos en la brevedad. Por lo tanto, el aumento de la producción industrial, agropecuaria y de los residuos de origen doméstico produce la degradación del estado natural del medio ambiente.

El desorden del crecimiento urbano en la cuenca y el desarrollo de ciudades y periferias con alta dosis de informalidad, se constituye en una seria limitación para el desarrollo de políticas realizables de protección de los recursos hídricos.

Problematicas
Tendencia demográfica de la población en la cuenca del lago Ypacaraí, por subcuenca (elaboración según datos CEPIS)

La informalidad acarrea una escasa posibilidad de dotación de servicios públicos (alcantarillado sanitario, recolección de residuos sólidos, saneamiento ambiental) y por ello, los pasivos ambientales tienden a crecer en la cuenca.
Es preciso reconocer que las áreas suburbanas de Asunción, que constituyen la mayoría de los barrios de los municipios de la cuenca, son los que disponen de menores ingresos.
La inequidad existente en la cuenca, solo constituye una muestra de la inequidad social del país y constituye una constante a ser considerada en el tipo de organización gerencial para el manejo ambiental de los recursos de la región. La falta de participación y la desconfianza hacia las autoridades se han instalado en grandes sectores de la población. Por ello, deberán desarrollarse mecanismos que inviten a la participación ciudadana para restituir confianzas a partir de logros que estén al alcance de la mano de los protagonistas.

La dimensión del problema ambiental del Lago depende de la disponibilidad del recurso hídrico, siendo más significativa en condiciones de sequía, debido al aumento de la concentración de contaminantes en el agua y del tiempo de residencia de los mismos. Por eso, la variabilidad y la incertidumbre de los patrones meteorológicos naturales imponen dificultades adicionales en la gestión del problema que con el cambio climático favorece el deterioro. Por esta razón, a medida que aumenta la variabilidad hidrológica, afrontar los cambios provocados por el desarrollo constituye un desafío considerable.

La degradación de los ecosistemas acuáticos pone en riesgo a muchas comunidades que dependen de los recursos naturales; se reduce la biodiversidad, se pierde el interés turístico de la costa, y disminuyen los recursos pesqueros. Para hacer frente a esta situación, el Gobierno de Paraguay, a través de la Dirección de Agua Potable y Saneamiento (DAPSAN) del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), solicitó apoyo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el financiamiento del Plan de Saneamiento Integral de la Cuenca del Lago Ypacaraí. Como resultado de esta solicitud se acordó asignar recursos no reembolsables de cooperación técnica provenientes de la Facilidad de Inversiones para América Latina (LAIF). Dicho acuerdo establece además que las actividades relacionadas con asistencia técnica serán ejecutadas a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).